Logo spa Onali

PLASMA RICO EN PLAQUETAS

El Plasma Rico en Plaquetas, también conocido como PRP es uno de los tratamientos anti-envejecimiento más nobles ya que se utilizan sustancias biológicas fabricadas por nuestro propio organismo lo que evita cualquier riesgo o efecto colateral.

Es un tratamiento restitutivo que se aplica en pieles maduras que presentan signos de envejecimiento así como en pieles jóvenes de manera preventiva, secuelas de acné o acné activo.

Con el PRP se obtiene una mejor luminosidad de la piel, mejora la firmeza y grosor de la piel, así como, su color y tersura, logrando obtener con ello, lo que no se obtiene con ningún tratamiento que es la mejoría en la calidad de la piel, otro efecto importante al aplicar este tratamiento con células madre propias es la estimulación de formación de nuevas fibras de colágeno, elastina, fibroblastos, ayudando a reponer los volúmenes del rostro que se va perdiendo con la edad.

¿Cómo es el procedimiento?
Se realiza la extracción de sangre, una cantidad aproximada a la que se utiliza para la toma de muestra de laboratorio; se realiza su centrifugación y con ello obtenemos la separación del plasma, que es la parte que vamos a utilizar en nuestro tratamiento. Después de la separación del plasma éste se activa y se enriquece y se procede a su aplicación, previa asepsia y desensivilización con anestesia tópica luego se hace su aplicación vía mesoterapia en rostro, cuello y manos, según las zonas a tratar.

¿Cuándo se ven los resultados?
Después de aplicado el tratamiento se puede ver de inmediato una mejoría en la calidad de la piel pero su efecto se va potenciando en el transcurso de un mes que es cuando vemos su efecto final.

Se recomiendan hacer tres aplicaciones consecutivas con intervalos de uno a dos meses para obtener un resultado espectacular, después de los cuales se puede esperar 6 meses o un año para otra aplicación.